3.500 chicos recibieron ayuda en los Centros de Apoyo Escolar

Finalizó el ciclo 2008 de los Centros de Apoyo Escolar. Como resultado 3500 niños y jóvenes de toda la provincia fueron asistidos pedagógicamente.
El programa Educar para Crecer que implementa los Centros de apoyo Escolar cerró el ciclo con 3500 niños que recibieron asistencia pedagógica en toda la provincia, la mayoría de ellos provenientes de hogares humildes. De los cuales el 85 por ciento aprobó satisfactoriamente sus estudios y se pudieron insertar en la educación formal.

Durante el 2008 los ejes centrales del programa fueron contener e integrar socialmente a los alumnos y a sus familias, además de capacitar de los docentes y trabajar en conjunto con otras instituciones.

El acto de clausura estuvo encabezado por el ministro de Desarrollo Social, Délfor Brizuela, el de Educación Walter Flores, el secretario de Políticas Sociales Fernando Pioli, el subsecretario de Desarrollo Social Lucas Moyano las coordinadoras del programa por Desarrollo Social, Patricia Lujan y por Educación Nicéfora Maldonado.

El ministro Délfor Brizuela, expresó que "este año se pudo extender la beca laboral de los docentes de 8 a 12 meses, para que estén comprometidos en diciembre y febrero en el trabajo de garantizar el acceso a la educación de los chicos. Pero también con el desafió mayor que tenemos como gobierno que es la permanencia y la terminalidad educativa"

El funcionario resalto que "las políticas para que sean publicas tienen que ser integrales e integradas, no hay gobiernos distintos por ello tenemos que articular y acá se a dado"

En toda la provincia existen 131 Centros de Apoyo Escolar, divididos 74 en Capital y 57 en el Interior, con 150 docentes que brindan atención pedagógica a los niños. A partir de este años reciben en su totalidad el programa de Copa de Leche.

Patricia Lujan, coordinadora del Educar para Crecer, explico que "para cumplir con los objetivos planteados fue necesario adaptar la estructura del programa, con el fin de poder dar una respuesta mas ajustada, a los nuevos requerimientos sociales y culturales de las familias en mayor situación de vulnerabilidad y de toda la comunidad".

Todo esto llevó a que "después de 10 años se organice el programa en tres pilares fundamentales: objetivos, actores y modalidad de trabajo e intervención, para poder cumplir el fin principal, que es evitar la deserción escolar", expresó la coordinadora.

En la oportunidad se entregaron distinciones a los docentes que atienden a los niños desde los inicios de la implementación del programa.

Los centros conforman espacios de contención y refuerzo a la educación formal impartida en las escuelas públicas, en los diferentes niveles educativos EGB 1 y 2 y a partir de este año se incluyó a EGB 3 y Polimodal. Desde el programa se los contuvo e incluyó socialmente, promoviendo su permanencia en el sistema educativo y el desarrollo social de sus familias, muchas de ellas en situación de pobreza.

En cuanto a las metas para el 2009 Lujan manifestó que "queremos potenciar y mejorar la tarea diaria; fortalecer los vínculos entre las personas e instituciones con trabajo cooperativo y comprometido".

Comentá la nota