¿$ 30.000.000,00 para bandidos?

Hace un año exactamente, en diciembre de 2008, el superministro brizuelista Juan Acuña tuvo consideraciones fuertes para el grupo Taselli, dueño, entonces y ahora, de EDECAT. Dijo que se debía "tener extrema precaución si decide realizar alguna inversión, porque se corre el riesgo de acrecentar el capital de Taselli y compañía". El mes pasado el Estado decretó 30 millones a EDECAT.
"Estamos en manos de bandidos", dijo textualmente Acuña para resumir el desmadre patrimonial y económico de la empresa prestadora del servicio eléctrico EDECAT; los dichos del Ministro desde ya que impactaron a todos quienes los escucharon en vivo y en directo, los integrantes de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Empresas Privatizadas.

Pero en esa oportunidad también, Acuña hizo una advertencia que hoy, un año después, merece tenerse muy en cuenta: se "debe tener extrema precaución si decide realizar alguna inversión, porque se corre el riesgo de acrecentar el capital de Taselli y compañía" dijo.

Todo lo que dijo Acuña en esa jornada de diciembre, sin lugar a dudas, fue fuerte y merece una consideración, y sobre todo ahora teniendo en cuenta algunas decisiones tomadas por el Gobierno provincial.

Según aparece publicado en el Boletín Oficial, el 19 de Noviembre de 2009, se firmó el Decreto Acuerdo Nº 1274 que aprueba el "contrato de mutuo dinerario" suscripto entre el Ministerio de Hacienda y Finanzas y EDECAT S.A. ¿Qué establece el "contrato de mutuo dinerario"?, que Hacienda le otorgará a EDECAT S.A un préstamo por la suma de hasta PESOS TREINTA MI LLONES ($ 30.000.000,00), que serán desembolsados hasta un monto máximo de TRES MILLONES DE PESOS ($ 3.000.000) mensuales.

Se aclara, eso sí, que los $30.000.000 se utilizaran para el pago del Plan de Facilidades de Pago por la deuda existente de EDECAT S.A. con el Mercado Eléctrico Mayorista, representado por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA), por el suministro de energía eléctrica, pero no exclusivamente.

El Decreto Acuerdo, que lleva la firma del gobernador Eduardo Brizuela del Moral y que implica un desembolso millonario que realiza el Estado provincial para afrontar una deuda de EDECAT, lamentablemente no fue incluido en el temario propuesto para tratar por el Poder Legislativo en el último periodo de sesiones extraordinarias. Allí hubiera sido importante su tratamiento. Extraño, desde ya, por el volumen de la erogación. Ese trámite legislativo obviado, llegado el momento, puede evitarles a los funcionarios del Poder Ejecutivo cualquier sospecha. Ojalá no llegue nunca el día que se le reclame a Brizuela del Moral y a los Acuña que los $ 30.000.000 fueron "acrecentar el capital de Taselli" como se temía hace un año.

Comentá la nota