2500 viviendas para Tierra del Fuego.

La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, firmó ayer la reconversión del Acuerdo de Adhesión al Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas. La gobernadora Fabiana Ríos estuvo en el palco de autoridades y rubricó la reestructuración del programa que implicará la construcción de 2500 viviendas en Tierra del Fuego. Por su parte, el intendente Federico Sciurano, que también fue invitado a la Quinta de Olivos, sostuvo tras el encuentro que deben empezar las reuniones con el Gobierno para definir el proceso que continúa.
La gobernadora Fabiana Ríos y el intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, participaron ayer del acto en el que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, firmó la reconversión del Acuerdo de Adhesión al Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas. Dicho acuerdo, que se celebró en la Quinta de Olivos, contempla la construcción de soluciones habitacionales para las provincias de Tierra del Fuego, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, San Juan y Santa Cruz.

El proyecto se enmarca dentro del plan "Obras para todos los argentinos", que trabaja sobre las áreas de energía, transporte y construcción de soluciones habitacionales. La cantidad de viviendas a construirse en esta etapa del plan para las provincias mencionadas es de más 27.800 y la suma a invertirse supera los 2900 millones de pesos.

En el acto, la Presidenta destacó que gracias a este sistema de construcción de viviendas que se ha implementado desde el año 2003, "se ha federalizado la administración de estos recursos" porque "estas voluminosas masas de dinero son pagadas por el Gobierno nacional con los recursos de todos los contribuyentes de la Nación, pero los procesos de licitación, adjudicación y construcción son llevados adelante por los gobiernos provinciales y municipales".

Además, la mandataria rescató "el aspecto social" del plan, que aporta a "pagar la deuda de muchos argentinos hacia otros argentinos que nunca habían podido acceder a la vivienda propia".

Acompañaron a la Presidenta en el acto el vicegobernador en ejercicio de la titularidad del Ejecutivo de la provincia de La Pampa, Luis Campos; el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera; el gobernador de Mendoza; Celso Jaque; el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag; El gobernador de Río Negro, Miguel Ángel Saiz; el gobernador de San Juan, José Luis Gioja; el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta; la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, el jefe de Gabinete de ministros, Sergio Massa; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el ministro de Planificación Federal e Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el director ejecutivo de ANSES, Amado Boudou, y autoridades nacionales, provinciales y municipales, entre otros.

El Gobierno decidió que para este plan las licitaciones se realizarán con el sistema de crédito tope, en vez de los tradicionales reajustes de precios periódicos asociados a las megaobras públicas. Esa cláusula indica que, una vez que se proyecten los presupuestos, no se podrán redeterminar los precios por el retraso en el tiempo de ejecución de la obra o postergaciones decididas por terceras cuestiones.

El programa implica la construcción de 2500 viviendas para Tierra del Fuego, las cuales deberán ser construidas previo acuerdo con los ejecutivos municipales que son los que tienen la titularidad de las tierras en las que se levantarán los complejos habitacionales.

La gobernadora Fabiana Ríos asistió a la Residencia de Olivos acompañada por el ministro de Obras y Servicios Públicos, Daniel Lepez, el senador nacional José Martínez, los diputados nacionales Leonardo Gorbacz y Mariel Calchaquí, el titular del Municipio de Ushuaia, Federico Sciurano; y el concejal a cargo de la Municipalidad de Río Grande, Gustavo Longhi.

El tema de la infraestructura

Al concluir el acto, el ministro Lepez precisó que se trabajará "duramente en el tema de infraestructura de servicios para abrirle el camino al Instituto Provincial de Viviendas (IPV) en la ejecución de estas 2500 viviendas".

Sobre el lugar donde estarán emplazadas estas nuevas unidades habitacionales, el ministro Lepez precisó que el "IPV posee una vacancia para unas 400 ó 500 de estas 2500 viviendas, las que están repartidas en partes iguales para la urbanización del río Pipo, en Ushuaia, y Chacra 13, en Río Grande".

"Además se está trabajando juntamente con el Intendente de Ushuaia para hacer la urbanización del Valle de Andorra y, para Río Grande, se está evaluando la posibilidad de algunas tierras que son propiedad del fondo residual. De urbanizar estas últimas podríamos obtener unos 450 lotes, que si se hicieran viviendas en dúplex estaríamos hablando de unas 1000 unidades", anotó Lepez, quien agregó que "también estamos analizando cómo encaramos obras de infraestructura en Tolhuin, teniendo en cuenta la demanda existente en la Comuna".

Comentá la nota