En 2018 los marplatenses que menos gas consumieron, tuvieron el mayor aumento: un 133%

Organizaciones de defensa al consumidor trazaron un balance de lo que fueron los tarifazos este año. Unas 1500 familias debieron desconectarse de la red de gas natural por los altos costos y la gente para ahorrar, cambió sus hábitos de consumo.

En el 2018 el precio del gas subió hasta un 132,93% lo que ocasionó otro golpe a un alicaído bolsillo, entre la feroz devaluación del peso y el aumento del combustible.

Cómo era de prever, estos tarifazos generaron cambios en la forma del consumo por parte de los marplatenses: acuciados por los exorbitantes costos, unas 1500 familias de la ciudad debieron desconectarse de la red de gas natural y comprar garrafas para calentarse durante el invierno. Otros usuarios, para no caer en esa debacle, debieron modificar sus hábitos de consumo.

En esa cuestión, 0223 consultó a Sergio Procelli, representante de Consumidores Argentinos, que mostró su preocupación por el notable incremento del metro cubico de gas en el 2018, sobre todo en las categorías de menor consumo.

Según un informe elaborado por la ONG, los marplatenses que consumen menos gas –encuadrados dentro de la categoría R1 hasta la R 2-3 - desde enero a marzo pagaron cerca de $3,30 el metro cúbico a un costo fijo cercano a los $100: ahora pagan entre $7 y $8 y entre $150 y $200, es decir con una suba de 132,93% y de un 69% el costo fijo.

Del análisis surge que en enero, los marplatenses de mayor consumo  -categoría R3-4- pagaban el metro cúbico a $5,50 y luego del incremento de octubre, pasaron a abonarlo a $8,34, un 51,64% más en relación a comienzos de año.

“La diferencia entre lo que pagan los usuarios de menor a mayor consumo se ha reducido con el transcurrir de los meses. Es algo injusto y se ha nivelado pero para arriba”, razonó Procelli, teniendo en cuenta que en diciembre el metro cúbico tiene una diferencia de sólo 63 centavos entre la R1 y la R3-4; cuando la diferencia en enero del 2018 llegaba a los $2,19.

Por los tarifazos, unas 1500 familias de Mar del Plata se desconectaron de la red

Un balance realizado por la empresa Camuzzi Gas Pampeana dio cuenta que entre marzo de 2017 y marzo del 2018 se desconectaron 1.539 familias de la red de gas natural además de una caída del consumo residencial del 4% interanual.

Los datos fueron dados a conocer en octubre de este año por el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, que consideró que las tarifas de gas fueron “confiscatorias” y subrayó la angustiante situación de numerosos marplatenses que debieron cambiar la calefacción a leña, con garrafas o prescindir de ella.

"Todos estos aumentos son imposibles de pagar"

Esta delicada situación fue considerada como "muy triste" por Marisa Sánchez, referente de la Liga de Amas de Casa filial Mar del Plata, que diariamente atiende a "desesperados" usuarios que llegan a la sede de Moreno 3546, mostrando sus facturas de gas.

“Cómo la luz no ha aumentado en la misma proporción que el gas, muchos se están volcando a utilizar calefacción, termotanque o un horno eléctrico. Estos datos que informó la Defensoría del Pueblo bonarense van variando, porque muchos optan por desconectarse diariamente. Es muy triste”, evaluó Sánchez.

El cambio llegó al consumo

Un informe elaborado por el Observatorio de la Universidad Fasta relevó –en base a una encuesta realizada a 501 personas- que muchos marplatenses, sobretodo los jubilados, cambiaron sus hábitos con respecto al consumo de gas.

La franja etaria que corresponde a adultos mayores de más de 66 años, respondió que para evitar las desmedidas tarifas, que pasaron a pagarse de manera mensual, se implementó la reducción de la potencia de la calefacción y de la temperatura del calefón o termotanque, en lugar de utilizar el agua fría para ese fin.

"La gente en muchos casos apenas pueden comprar los alimentos de la canasta básica, entre un alto índice de inflación, que nos come los salarios. Todos estos aumentos son imposibles de pagar. No es que la gente no pueda pagarlos, sino que no puede. Los datos de la realidad son muy crueles”, razonó Sánchez.

Coment� la nota