2010: los precios por las nubes

En el primer mes del año hubo aumento del 3% en los alimentos. La suba del costo de la carne es de entre el 20 y el 40% en las carnicerías. ¿Qué nos espera para el resto de 2010? Según pronostican asociaciones de consumidores, "los precios seguirán subiendo y se van a trasladar a otros rubros, además del alimenticio"
Este año comenzó con el pie izquierdo para la economía doméstica. Los precios no conocen de milagros y los costos de los productos no descienden en las góndolas mágicamente. Es por eso que los primeros días de 2010 no son muy alentadores para el bolsillo: los alimentos registraron en enero un alza superior al 3%. A esto hay que sumarle que la suba en el costo de la carne es de cerca del 40%.

El dato, que constituye una mala noticia para los argentinos, surgió de relevamientos privados. Pero esa noticia no es nueva en el país, se parece demasiado a la del año pasado: los alimentos volvieron a encabezar la lista de aumentos de precios.

La asociación de consumidores Adelco, que desde hace más de 15 años mide la evolución de una canasta de alimentos y bebidas de primera necesidad, informó que en el primer mes del año se registró una suba del 3,07 por ciento.

El aumento fue liderado por la zanahoria, que tuvo un alza del 29,4%, seguida por el té en saquitos (16,2%), el queso port salut (14,9%), la nalga cortada para milanesa (11,8%) y la papa (11,3%).

Adelco también releva el precio de una canasta de alimentos de marcas baratas, y en este caso la suba fue apenas inferior y se ubicó en el 1,8 por ciento.

Los aumentos

"Los consumidores estamos muy preocupados por la suba que se dio en enero, ya que es muy alta teniendo en cuenta que es el primer mes del año", aseguró en diálogo con Hoy Susana Andrada, presidenta del Centro de Educación al Consumidor.

"La carne subió entre un 20% y un 25%. Y lo peor es que es un producto que cuando no se puede consumir, por su costo, se sustituye con otros alimentos, que a la vez suben porque no hay relación entre la oferta y la demanda. Eso pasa, por ejemplo, con el pollo, o con las verduras", explicó Andrada, justificando los aumentos en el resto de los rubros alimenticios.

Desde el Centro de Educación al Consumidor proyectan, según estudios privados, que el precio de los alimentos va a seguir subiendo. "Si empezamos en enero así, que es cuando la gente veranea y no hay tanto movimiento, durante el año las subas no van a ser tan diferentes y se van a reflejar en todos los rubros, no sólo en los alimentos", pronosticó Andrada.

"Ya tenemos malas experiencias en el país con los problemas de la producción y lo más seguro es que en los próximos meses los precios suban porque la producción es baja", proyectó Andrada.

La carne tiene un peso muy fuerte en el proceso alimenticio de los argentinos. "Se calcula que cada persona consume por año 70 kilos de carne. Si no la pueden comprar, los consumidores van a sustituirla con otros alimentos, y así los precios tienden a aumentar", sintetizó la presidenta del Centro de Educación al Consumidor.

La carne

Los aumentos que denunció Adelco, y a los que se refirió Susana Andrada, se suman a los que reconocieron comerciantes y empresarios de la carne, que el jueves confirmaron que el producto registró un alza del 40% en los últimos dos meses.

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, sostuvo que el valor de la carne "viene subiendo desde antes de Navidad", y resaltó que "esto comenzó cuando el Mercado de Liniers empezó a no tener entradas normales" de cabezas de ganado. El dirigente precisó que "de las 40.000 cabezas por semana, están entrando (en el Mercado de Liniers) 6.000, 3.000, 2.000, desde diciembre".

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carne (Ciccra), Miguel Schiaritti, vaticinó que, por los aumentos que tendrá la carne, el consumo per cápita anual en el país, que actualmente ronda los 67 kilos, bajará a 20 kilos.

Comentá la nota