En 2010 el país importará carne y trigo, dijo Biolcati

El presidente de la Rural criticó la falta de políticas para el sector
En una nueva y encendida crítica contra el Gobierno, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Luis Biolcati, señaló que "la ausencia de una verdadera política agropecuaria está destruyendo las principales actividades productivas del país, como la carne, el trigo y la leche, que llegaron a ser verdaderos emblemas nacionales reconocidos en todo el mundo".

Apoyado en un estudio realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) de la Rural, el dirigente vaticinó incluso que en 2010 el país tendrá que importar carne y trigo, con lo cual "la Argentina va a celebrar el Bicentenario comiendo carne uruguaya, cuando en el Centenario, era el granero del mundo y productor de la mejor carne".

En este contexto, el dirigente valoró la oportunidad que representan para los productores, los habitantes del interior y el pueblo argentino en su conjunto las elecciones legislativas del 28 de este mes.

"El campo tendrá un papel protagónico. Resulta imprescindible que, de ese acto surjan representantes capaces de dialogar, de generar consensos y de devolverles al sector agropecuario y al interior el lugar que merecen", enfatizó.

Respecto de la realidad ganadera, Biolcati dijo que la liquidación de vientres llega a entre 53 y 54 por ciento. En el último año, se perdieron 3 millones de cabezas de ganado "por falta de políticas adecuadas", con las cuales se podrían haber alimentado "a 9,5 millones de personas durante un año".

Recordó que el país en 2005 era el tercer exportador de carne del mundo, y hoy está sexto o séptimo. "Perdimos 30 mercados", se lamentó.

Respecto del mercado interno, explicó el presidente de la Rural que con una inflación oficial del 10 por ciento, el precio del novillo de enero 2008 a abril 2009 se mantuvo, mientras los cortes de carne se incrementaron un 37% en el mismo período.

En tren de comparaciones, agregó que el valor del novillo en la Argentina es un 20 por ciento más bajo que en la región y que hoy se necesitan 20 kilos de novillo para comprar un kilo de helado.

Retroceder 100 años

En trigo, Biolcati recordó que en 1880 la Argentina ya se autoabastecía. "Pero en 2010, de mantenerse las actuales condiciones, va a tener que importarlo, lo que equivale a retroceder en términos productivos más de 100 años", y para la próxima campaña se prevé la intención de siembra "más baja de los últimos 100 años".

De los tres millones de hectáreas estimadas, "difícilmente se llegue a 2,5 millones". La superficie sembrada estará finalmente entre 2 y 2,5 millones, cuando el promedio de los últimos cinco años es de 5,4 millones de hectáreas. Si este pronóstico se cumple, la producción estará por debajo de los 5,9 millones de toneladas que consume el mercado interno. "Esta situación está lejos de revertirse, porque no existen incentivos para la producción", sentenció el dirigente.

Recordó Biolcati que según la Secretaría de Agricultura, el valor FAS del trigo (que es el que recibe el productor) es 162 dólares, cuando, de acuerdo con las referencias regionales, esa cifra debería rondar los 215 dólares. "Sin ir más lejos, el FAS uruguayo ronda los 250 dólares, o sea, 88 dólares de diferencia (Uruguay no tiene derechos de exportación)", sostuvo.

Para el presidente de la Rural, esto significa que el productor nunca va a recibir un valor razonable por su cosecha, por lo que la intención de siembra es cada vez menor, "lo que se traduce en una destrucción de la producción de trigo".

Respecto de la lechería, Biolcati dijo que el oficialismo destruyó 1000 tambos por año. "En 2003, cuando asumió el gobierno Néstor Kirchner, había 15.500 tambos. En 2007, año en que llegó Cristina Kirchner a la Presidencia, quedaban 11.500 establecimientos. Hoy hay 10.500, y se cierran tres tambos por día, en promedio."

La Argentina hoy produce 10.000 millones de litros al año y durante 2009 se espera un crecimiento nulo de la producción.

Comentá la nota