"En 2010 esperamos tener un superávit de $ 17 millones"

El secretario de Economía aseguró que el año próximo reducirá considerablemente la deuda que tantos dolores de cabeza le generó al gobierno. Dijo que los ingresos van a aumentar y que se consolidará el equilibrio de las cuentas. Declaró que lo sorprendió la fuerte polémica que lo enfrentó con las vecinales

Gui­ller­mo Ma­na vi­vió una se­ma­na agi­ta­da. El se­cre­ta­rio de Eco­no­mía en­fren­tó en te­le­vi­sión las acu­sa­cio­nes de Te­re­sa Díaz, pre­si­den­te del Cír­cu­lo Ve­ci­nal, se reu­nió con to­dos los blo­ques de con­ce­ja­les pa­ra tra­tar de con­ven­cer­los de que la emi­sión de che­ques di­fe­ri­dos no es un sal­va­vi­das de plo­mo pa­ra el Mu­ni­ci­pio y ter­mi­nó de dar­le for­ma al Pre­su­pues­to 2010 que, si se cum­ple a ra­ja­ta­bla, ter­mi­na­rá con su­pe­rá­vit por pri­me­ra vez en dos años.

Des­pués de ter­mi­nar el Pre­su­pues­to, Ma­na ha­bló ex­ten­sa­men­te con PUN­TAL.

-¿Có­mo va a ter­mi­nar el año, que tu­vo dé­fi­cits cons­tan­tes de has­ta 2 mi­llo­nes de pe­sos?

-Ya lle­va­mos 5 ó 6 me­ses de equi­li­brio fis­cal y hoy po­de­mos de­cir que es­tá prác­ti­ca­men­te con­so­li­da­do. Es­to no quie­re de­cir que no es­te­mos siem­pre en zo­na de ries­go, pe­ro hoy es­ta­mos en tor­no de los 12,5 ó 13 mi­llo­nes de pe­sos men­sua­les y ahí he­mos equi­li­bra­do los gas­tos y los in­gre­sos. Lo que nos es­tá fal­tan­do es la ad­mi­nis­tra­ción de la deu­da que trae­mos. Em­pe­za­mos el año con una deu­da flo­tan­te (N. de la R.: el pa­si­vo de cor­to pla­zo) de 7 mi­llo­nes de pe­sos y hoy no es­ta­mos ge­ne­ran­do un su­pe­rá­vit su­fi­cien­te pa­ra ir can­ce­lan­do esa deu­da. En­ton­ces, el de­sor­den que se ob­ser­va en el día a día tie­ne que ver con que te­ne­mos que pa­gar esa deu­da y so­por­tar el ac­tual ni­vel de gas­tos. Si no tu­vié­ra­mos la deu­da, las fi­nan­zas es­ta­rían to­tal­men­te sa­nas.

-¿Có­mo plan­tea las fi­nan­zas pa­ra el año que vie­ne? ¿Se va a man­te­ner en ese ni­vel de gas­tos?

- To­tal­men­te. Es­ta­mos plan­tean­do pa­ra el año que vie­ne un equi­li­brio pre­su­pues­ta­rio. No va­mos a eli­mi­nar la deu­da por­que en el Pre­su­pues­to 2010 in­cor­po­ra­mos la com­pra de Gam­sur, con to­do lo que eso sig­ni­fi­ca. Ade­más del ca­non men­sual im­pli­ca que de­be­mos pa­gar las ac­cio­nes, ha­cer fren­te a la deu­da fis­cal que la em­pre­sa tie­ne y aho­ra tam­bién te­ne­mos que afron­tar los ma­yo­res cos­tos de 2009, esos 5,4 mi­llo­nes que se apro­ba­ron ha­ce po­co. En­ton­ces, no po­de­mos ter­mi­nar con el pa­si­vo. Pe­ro el equi­li­brio fis­cal va a es­tar ab­so­lu­ta­men­te con­so­li­da­do pa­ra el año que vie­ne. De he­cho, es­ta­mos plan­tean­do te­ner un re­sul­ta­do eco­nó­mi­co so­bre la lí­nea, es de­cir, al com­pa­rar in­gre­sos co­rrien­tes con­tra egre­sos co­rrien­tes es­ta­mos plan­tean­do un su­pe­rá­vit de 17 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra el 2010. Con esos 17 mi­llo­nes te­ne­mos que re­sol­ver to­das las cues­tio­nes de ca­pi­tal y los pa­gos de deu­da. Aun­que no va­mos a lle­gar a pa­gar to­do, sí es­ta­re­mos can­ce­lan­do y re­du­cien­do deu­da.

-Pe­ro ¿cuán­to se va lle­va Gam­sur en­ton­ces en un año?

- Hay que pa­gar 5,4 mi­llo­nes de ma­yo­res cos­tos, más de 4 mi­llo­nes de la deu­da en Afip. Ade­más nos que­da 2,2 mi­llo­nes de com­pra de ac­cio­nes. Es­ta­mos arri­ba de los 10 mi­llo­nes de pe­sos só­lo de Gam­sur. Ade­más es­tá el ca­non.

-Ade­más, el Mu­ni­ci­pio de­be pa­gar la deu­da del Fi­dei­co­mi­so pa­ra obras.

-Eso es­tá apar­te. Fun­cio­na con el FOP (Fon­do de Obras Pú­bli­cas). Son unos 2 mi­llo­nes por mes. Una par­te, 1.200.000 pe­sos, va a ir a pa­gar los tí­tu­los vie­jos. Los 800 mil res­tan­tes van a pa­gar o la deu­da que es­ta­mos te­nien­do con los con­tra­tis­tas o se­rán el res­pal­do de la nue­va emi­sión que que­re­mos ha­cer. Si po­de­mos emi­tir los 15 mi­llo­nes de pe­sos, con una par­te va­mos a pa­gar la deu­da vie­ja y con otra ha­re­mos obras.

-En­ton­ces, pa­ra acla­rar lo de la deu­da. Por un la­do, plan­tea re­du­cir la deu­da con los pro­vee­do­res y tam­bién la de in­fraes­truc­tu­ra.

-To­tal­men­te. En el trans­cur­so del año se­gu­ra­men­te es­ta­ría­mos eli­mi­nan­do la deu­da que hoy te­ne­mos por obra pú­bli­ca. O la eli­mi­na­mos con FOP o con la emi­sión del fi­dei­co­mi­so. Es­ta­mos plan­tean­do re­du­cir y has­ta eli­mi­nar la obra de in­fraes­truc­tu­ra.

-Es­tá bien, pe­ro el rui­do prin­ci­pal se ge­ne­ró es­ta se­ma­na no por la deu­da de in­fraes­truc­tu­ra si­no por la que tie­nen con los pro­vee­do­res.

-¿Nues­tro pro­ble­ma don­de es­tá? Es el pa­go a Gam­sur. Bue­no, aho­ra se su­mó el pa­go a las ve­ci­na­les, que lo te­ne­mos que re­sol­ver en los pri­me­ros me­ses del año que vie­ne. No lo va­mos a re­sol­ver es­te año pe­ro la ver­dad es que so­mos op­ti­mis­tas pa­ra re­du­cir o eli­mi­nar ese pro­ble­ma en el pri­mer tri­mes­tre de 2010. Es­toy ha­blan­do de pro­vee­do­res en ge­ne­ral. No lo in­clu­yo a Gam­sur, que por mu­cho tiem­po ten­dre­mos que es­tar tra­ba­jan­do con che­ques di­fe­ri­dos. Se va a man­te­ner co­mo un pro­vee­dor al que le da­mos mu­cho en che­ques y po­co en di­ne­ro. El res­to de los pro­vee­do­res se va a ir me­jo­ran­do des­de el pri­mer tri­mes­tre de 2010.

-¿Por qué se ar­mó un pre­su­pues­to de 252 mi­llo­nes si se ha­bía ase­gu­ra­do que no su­pe­ra­ría los 220 para que fuera manejable?

-He­mos si­do muy pru­den­tes al mo­men­to de es­ti­mar los in­gre­sos mu­ni­ci­pa­les. So­mos rea­lis­tas y ar­ma­mos un Pre­su­pues­to con un mon­to fi­nal muy si­mi­lar al de 2009. Si hu­bié­ra­mos se­gui­do la ten­den­cia, la ci­fra se ha­bría dis­pa­ra­do por en­ci­ma de los 280 mi­llo­nes. Es­to quie­re de­cir que es­ta­mos re­tra­yen­do más de un 20 por cien­to. En 2009 va­mos a ter­mi­nar eje­cu­tan­do unos 200 mi­llo­nes de pe­sos y va­mos a pa­sar a 230 o 250 mi­llo­nes el año que vie­ne. Esa di­fe­ren­cia es la pau­ta de cre­ci­mien­to que le es­ta­mos po­nien­do a los in­gre­sos.

-¿Cree que los in­gre­sos van a au­men­tar?

-Creo que van a au­men­tar, bá­si­ca­men­te por dos ra­zo­nes. Pri­me­ro, no es­ta­mos au­men­tan­do las ta­sas mu­ni­ci­pa­les. Es­ta­mos pro­rro­gan­do la sus­pen­sión del 20 por cien­to de la ta­sa in­mo­blia­ria y plan­tea­mos que los in­gre­sos van a su­bir por dos ra­zo­nes. En un gru­pi­to po­ne­mos Co­mer­cio e In­du­s­tria, Co­par­ti­ci­pa­ción y Au­to­mo­to­res. Los dos pri­me­ros son los in­gre­sos más im­por­tan­tes de la Mu­ni­ci­pa­li­dad. Y es­ta­mos di­cien­do que van a au­men­tar apro­xi­ma­da­men­te un 17 por cien­to a lo lar­go del año. He­mos he­cho ahí una cur­vi­ta de có­mo va a ir me­jo­ran­do, em­pe­zan­do en un 10 por cien­to y ter­minandno en un 20 por­que cree­mos que, des­de el se­gun­do se­mes­tre, la eco­no­mía no só­lo va a cre­cer por la in­fla­ción si­no en tér­mi­nos rea­les. La otra ra­zón del au­men­to de in­gre­sos tie­ne que ver con la de­ci­sión que to­ma­mos de que la Mu­ni­ci­pa­li­dad sal­ga a la ca­lle a co­brar­les a los con­tri­bu­yen­tes que pu­dien­do pa­gar no pa­gan.

-In­sis­to en que se ha­bía plan­tea­do un Pre­su­pues­to de 220 mi­llo­nes de pe­sos. ¿Por qué se es­ti­ró has­ta los 252 al fi­nal?

-Hay más de 10 mi­llo­nes de Gam­sur y un pro­ble­ma de con­ta­bi­li­za­ción de los che­ques di­fe­ri­dos, que son 5 mi­llo­nes de pe­sos. Es un nú­me­ro que se arras­tra pa­ra el pró­xi­mo pre­su­pues­to. Por eso se fue su­bien­do la ci­fra, pe­ro la ad­mi­nis­tra­ción del día a día nos va a con­su­mir 193 mi­llo­nes de pe­sos. Esos van a ser los gas­tos.

-¿Por qué generó tanta po­lé­mi­ca la deu­da con las ve­ci­na­les?

-En el fon­do no es­toy se­gu­ro del por­qué. No lo ten­go cla­ro. Só­lo ten­go cla­ro que siem­pre en la se­cre­ta­ría de Eco­no­mía es­tu­vie­ron dis­po­ni­bles los che­ques; ten­go cla­ro que no hu­bo ni hay nin­gún ti­po de dis­cri­mi­na­ción en el pa­go a las ve­ci­na­les. In­clu­so, es­ta­mos pre­pa­ran­do un in­for­me que va­mos a lle­var al Con­ce­jo De­li­be­ran­te en el que, de for­ma por­me­no­ri­za­da, de­ta­lla­re­mos la deu­da que te­ne­mos con to­dos los pro­vee­do­res pa­ra que po­da­mos ver en ese in­for­me que la deu­da con las ve­ci­na­les es, en tér­mi­nos de tiem­po, igual a la de los otros pro­vee­do­res. No es que a los de­más les pa­ga­mos y a las ve­ci­na­les no. Por lo cual, no sé qué pa­só.

-¿Lo sor­pren­dió?

-Ab­so­lu­ta­men­te. In­clu­so ha­bía ha­bla­do por te­lé­fo­no con la pre­si­den­ta del Cír­cu­lo sin nin­gún pro­ble­ma.

-Ha­ce una se­ma­na, en el dia­rio, Clau­dio Mi­ran­da di­jo que se­ría hi­pó­cri­ta ne­gar que hay in­ter­nas den­tro del go­bier­no. ¿Pue­de ha­ber pa­sa­do eso en es­ta po­lé­mi­ca con las ve­ci­na­les?

-Pre­fie­ro pen­sar que no. Es­ta­mos con­cen­tra­dos en el tra­ba­jo del día a día y no es­ta­mos pen­san­do en esas co­sas. Mi res­pon­sa­bi­li­dad y mi ob­je­ti­vo es acom­pa­ñar­lo a Juan Ju­re en el go­bier­no de la ciu­dad a par­tir de lo que son mis co­no­ci­mien­tos pro­fe­sio­na­les. Es po­ner a dis­po­si­ción de es­te go­bier­no lo que uno pue­de sa­ber. No es­toy ni in­vo­lu­cra­do ni pen­san­do en las in­ter­nas.

-Us­ted di­jo que es ma­li­cio­sa la acu­sa­ción de que ha­bía ami­gos su­yos que ven­dían los che­ques en Bue­nos Ai­res.

-¿Có­mo no me va a pa­re­cer que hay ma­la in­ten­ción si es una ab­so­lu­ta men­ti­ra? Es im­per­do­na­ble. Por eso, al día si­guien­te lo pri­me­ro que hi­ce fue ir al Con­ce­jo De­li­be­ran­te. Fui a la ca­sa del pue­blo, a ca­da uno de los blo­ques con la ver­dad por­que lo que se di­jo es una ab­so­lu­ta men­ti­ra. No hay uno so­lo que no se ha­ya ven­di­do en Río Cuar­to.

Comentá la nota