EN 2010 DISPONDRIA DE INGRESOS POR 4.500 MILLONES La Corte reclama poder manejar libremente los fondos judiciales

Ahora, necesita la venia del jefe de Gabinete. Dicen que les recortan un 35%.
Un histórico reclamo de la Justicia está tomando forma de proyecto. Lo impulsa la Corte Suprema de la Nación y, en nombre de "garantizar la independencia", pide libertad de acción para manejar su presupuesto. Sólo para 2010 hay en juego unos 4.500 millones de pesos. De no aprobarse la iniciativa, la Justicia seguirá dependiendo de otro poder para gastar sus fondos y tendrá que pedir autorización a la Jefatura de Gabinete para mover partidas.

"La Justicia necesita mayor autarquía presupuestaria y más independencia", resumió el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien habló de "unanimidad" entre los magistrados del máximo tribunal en este reclamo, que se formalizará en un proyecto de unos 15 artículos.

En la Justicia calculan que en 2010 tendrán ingresos de unos 4.500 millones de pesos, pero en el presupuesto del año que viene figura que "sólo" estarán autorizados a gastar 3.200 millones. De ahí, que en la Corte hablen de un fuerte recorte, cercano al 35%. ¿Qué dicen en el Gobierno? Que la Justicia cerrará el año con 2.900 millones de pesos autorizados para gastar, por lo que el año próximo estaría subiendo sus gastos un 10% (de 2.900 a 3.200 millones).

El presupuesto de la Justicia se compone por un porcentaje de la recaudación tributaria y no tributaria del Tesoro, más otros fondos por una tasa judicial. El tema es que para gastar esa plata la Justicia hoy necesita de la autorización de la Jefatura de Gabinete y ahí aparecen los recortes.

Fuentes judiciales aseguran que esta situación "no permite trabajar con eficiencia, ya que al generarse nuevos gastos en un ejercicio, ejemplo políticas salariales, y al no llegar las partidas presupuestarias o llegar fuera de término, por las demoras en las autorizaciones en Jefatura de Gabinete, se bloquean los créditos presupuestarios destinados a otras finalidades, y al destrabarse en el mejor de los casos fuera de término no permite por lo avanzado del ejercicio su utilización".

El proyecto impulsa que la propia Corte disponga de todas las reestructuraciones presupuestarias necesarias, sin pedir autorización al jefe de Gabinete. Los jueces también pretenden poder disponer de unos 1.500 millones de pesos en ahorros que corresponden al poder judicial y se quieren utilizar para mejoras en infraestructura, por ejemplo. En la Corte también cuestionan al Consejo de la Magistratura por la "mala administración" de los fondos judiciales.

Otros puntos importantes del proyecto:

Que el Máximo Tribunal sea quien elabore el presupuesto del Poder Judicial y lo remita directamente al Congreso, sin que pase por el Ministerio de Economía y la Jefatura de Gabinete.

Que el presidente del Consejo de la Magistratura (el organismo encargado de nombrar y sancionar jueces) sea el titular de la Corte, como era hasta 2006.

Que sea la Corte y no el Consejo el encargado de hacer contrataciones para el Poder Judicial.

Según fuentes de la Corte, la iniciativa contempla mecanismos que ya existen en otros países como Estados Unidos y Brasil.

Lo que piensan y se cuidan de decir en público en la Corte, es que el Gobierno de los Kirchner mantiene un cerrojo importante sobre los recursos judiciales por su conocido recelo por los fondos y porque prevé un futuro complicado para la "caja" de la Nación.

Comentá la nota