En 2010 el campo tresarroyense no pagaría el inmobiliario rural

El diputado tresarroyense hizo valer su voto anoche para aprobar la reforma impositiva de Scioli, que incluye un aumento del impuesto inmobiliario para 150 mil contribuyentes. Ahora el proyecto debe recibir tratamiento en el Senado. Dijo a La Voz del Pueblo que condicionó su voto para que el campo local acceda a los beneficios de la emergencia agropecuaria
Basado en que las condiciones del distrito de Tres Arroyos, en su mayoría tienen una situación "muy similar" a la de los que están en emergencia económica, el diputado provincial Pablo Garate condicionó su voto para que anoche en la Cámara se apruebe la exención del aumento del inmobiliario rural para los productores agropecuarios locales, además de eximirlos de ese pago durante todo 2010.

La información fue confirmada a LA VOZ DEL PUEBLO por el mismo legislador, que telefónicamente dijo que "verdaderamente es una noticia muy buena para los productores agropecuarios. Pensado económicamente quien no gaste en el inmobiliario rural en la campaña 2010, puede volcar ese dinero al consumo y a la inversión que tiene que ver con la ciudad".

La sesión de ayer necesitaba de la presencia y apoyo de legisladores para que el gobernador Daniel Scioli obtenga los votos necesarios para aprobar la reforma fiscal, que ahora será girada al Senado para su sanción definitiva.

En la Chacra

Garate dijo a este diario que el lunes estuvo en la "Chacra Experimental de Barrow analizando todos los temas relacionados con las precipitaciones, los rindes de los campos de Tres Arroyos en general, pero también los de Dorrego, y Suárez". A partir de lo que consideró una charla muy importante a nivel informativo con el director de la entidad, ingeniero Carlos Bertucci, expresó que "vimos que había cierto parecido, y salimos a plantear esto que nos parecía un reclamo justo".

Con ARBA

Una vez asimilado el cuadro de situación, el legislador volvió a plantear el tema en su bloque, tras haberlo hecho la semana pasada. Posteriormente, en el marco de su estrategia -según confió- se reunió con el titular del ARBA, Rafael Perelmiter y su segundo. el tresarroyense Luciano Di Gresia, quienes "reconocieron que el reclamo era bien fundamentado".

Los chacareros ahora "están emparentados con regiones afectadas con sequía, no pagan nada, y no tienen que hacer ningún tramite. Es automático en ARBA y no se necesitan certificados", contó Garate al detallar que en el marco de su gestión debió demostrar la necesidad de incluir a Tres Arroyos en esos beneficios, mostrando informes y estadísticas".

De haber quedado incluido en el aumento, al campo tresarroyense le hubieran cabido subas promedio del 34%; "no era poco el aumento, y no es poco el ahorro", aseguró el legislador bonaerense y presidente del PJ local.

Beneficios

Según su análisis, con esta medida se "generan dos consecuencias muy importantes; empezar a parecernos a los distritos que están en emergencia, hace que algunos viejos reclamos de las entidades agropecuarias puedan empezar a visualizarse mejor", mientras que el restante es que se comenzará a formar parte de "la ley provincial del desarrollo del sudoeste que va a permitir -en el futuro- inversiones".

"Condición mía"

Garate no esquivó la consulta cuando se le requirió saber el grado de protagonismo que le cabe en esta labor legislativa, y dijo que "la verdad que excepcionalmente esto acá es noticia, en todos los medios de La Plata; porque todos los distritos que estaban con la exención impositiva de 2010, eran los que se encontraban en emergencia económica, y el único distrito de la provincia de Buenos Aires que no estaba en emergencia económica, y consiguió este enorme beneficio, fue Tres Arroyos", expresó. "Las condiciones políticas en la Cámara de Diputados daban que el bloque del Frente para la Victoria necesitaba 47 diputados, y yo era un diputado importante", agregó mientras aseguró que "fue condición mía, para votar esto, que Tres Arroyos estuviera en esta situación".

Comentá la nota