En 2009, las provincias subieron impuestos por US$ 2.000 millones

Ocho jurisdicciones aplicaron incrementos. En su mayoría gravan la actividad productiva.
Las reformas impositivas implementadas en varios distritos le aportarán a las provincias este año una recaudación extra de 0,6 puntos del PBI a lo recaudado en 2007, el equivalente a unos US$ 2.000 millones.

El cálculo, de la consultora Economía & Regiones (E&R) que dirige Rogelio Frigerio, marca que en 2007 las provincias recaudaron por el equivalente al 4,2% del PBI, en 2008 el 4,4% y, este año, subirán al 4,8%, con un sesgo regresivo: el grueso de los ingresos provinciales gravan el consumo y la actividad productiva y es insignificante la imposición sobre la propiedad. Además, en muchos casos, los tributos provinciales se superponen con los nacionales, apuntando a capturar la misma renta o capacidad contributiva.

El estudio de E&R ubica a la provincia de Buenos Aires al tope del ránking de presión tributaria provincial: 6,03% de su Producto Geográfico, porcentaje que volverá a subir en 2010 tras la sanción de la reciente reforma impositiva.

Nadin Argarañaz, titular del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, coincide en que, "desde mediados del año 2008 y lo que va del 2009, se observan modificaciones significativas en 9 de las 24 jurisdicciones consideradas, de las cuales 8 corresponden a aumentos y una a disminución en la carga tributaria legal promedio. Las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Misiones y Ciudad de Buenos Aires aplicaron modificaciones sobre varias actividades".

Sobre la estructura de recaudación, Argañaraz señala que "cerca del 80% de los recursos propios provinciales provienen de impuestos directamente relacionados con el ciclo económico (Impuesto a los Ingresos Brutos e Impuesto de Sellos). Por otra parte, las transferencias por coparticipación provenientes de la Nación han evidenciado una importante merma en su crecimiento durante los últimos meses, debido a la caída en la actividad económica. Esto, sumado a la rigidez del gasto público provincial (compuesto principalmente por gasto en personal) dificulta la posibilidad de realizar ajustes por el lado del gasto. Las provincias, ya desde mediados de 2008, comenzaron a aplicar subas en sus principales tributos, en algunos casos de considerable magnitud".

Con 15 de las 24 provincias en déficit fiscal y con un rojo consolidado que superaría $ 10.000 millones este año (ver aparte), el impuestazo y el "ajuste" del gasto serían las variables para enfrentar el difícil escenario de 2010. De ahí que los especialistas opinen que el objetivo de esas "reformas" no es incorporar mayor equidad tributaria sino recaudar más para cubrir el agujero fiscal.

Comentá la nota