2009 finaliza con clima político enrarecido

La propuesta del oficialismo para modificar los recursos coparticipables con los municipios, que provocaría una merma de casi 20 millones a las arcas municipales, ha generado un clima político complejo en las últimas horas de 2009. A las dudas sobre qué posición tomarán los legisladores, se suma el probable paro de los empleados legislativos por la falta de seguridad respecto de la fecha de cobro de haberes y aguinaldo.
2009 finaliza con clima político enrarecido

> Sin definición sobre la reducción de coparticipación a los municipios

> ATE moviliza hoy a la Legislatura y pide debate profundo

> La UCR acusa de vandalismo al recorte de recursos coparticipables

> Gorbacz, muy duro con los intendentes radicales

> Gremios municipales en alerta

> Dudas sobre la sesión legislativa por probable paro de empleados

La sesión extraordinaria de hoy está rodeada todavía de una manto de incertidumbre, pero no solamente en lo que hace a su efectiva realización o no por el malestar que ocasionó en los empleados del Parlamento la falta de seguridad en cuanto a la fecha de pago del remanente del medio aguinaldo y de los salarios de diciembre, sino también respecto de la decisión que adoptarán los legisladores en cuanto a una posible afectación del 10% de los recursos de coparticipación primaria para destinarlos específicamente a salud y seguridad. Esta medida, que en la práctica implica un reducción de la masa de recursos a coparticipar a los municipios de Ushuaia y Río Grande, generó una destemplada crítica de los intendentes Sciurano y Martín contra el Ejecutivo provincial y el Parlamento; y del radicalismo, que calificó de "vandalismo" y ataque contra las autonomías municipales una decisión del tal característica.

En este marco, hasta la tarde noche los bloques mayoritarios de la oposición todavía no tenían decidido si acompañarían con sus votos esta propuesta que fuera analizada durante las reuniones mantenidas la semana pasada con el ministro de Economía de la Provincia, Rubén Bahntje.

En esos encuentros ya hubo acuerdo en torno a excluir del proyecto de presupuesto –que es intención abordar en la sesión de hoy– toda autorización de financiamiento; la libre disponibilidad de fondos de afectación específica y la suspensión de la vigencia de la ley 676. Estos consensos parecen haber desbrozado el camino a la aprobación del presupuesto 2010 con una mayoría simple, incluso en el supuesto de que se le incorpore la deducción sobre los montos a coparticipar.

Cómo se podría votar

Hasta la tarde noche de ayer, lo que único que se tenía por seguro era que el proyecto de presupuesto, incluida esta modificación, cuenta con el respaldo de los 6 votos de la bancada oficialista y la oposición del legislador por la UCR, Gabriel Pluis, y del bloque Movimiento Obrero, Luís Velásquez. Este último adelantó ayer a EDFM que no iba a acompañara con su voto esta deducción del 10%, por entender que el tema merece un debate más amplio del que participen los municipios y no por no compartir la necesidad de que todos los estamentos que componen el estado fueguino aportar al real sostenimiento de la Salud, Seguridad y Educación. "Yo mañana (por hoy) no lo voto, pero me parece que a partir de marzo del año que viene tenemos que empezar a discutir este tema entre todos", apuntó.

Pro tal razón todas las miradas están puestas sobre la postura que adoptarán los 4 legisladores del Frente para la Victoria y los 3 del Movimiento Popular Fueguino.

Por el lado del FPV, todo parecía indicar que finalmente no sumarían sus votos para acompañar la afectación del 10% de la coparticipación. En tanto, dentro de la bancada del MPF, en principio, había mayor predisposición a aprobar la iniciativa que es resistida por los Municipios. Pero en ninguna de los dos bloques había una postura definitiva, lo que deja abierta la puerta a potenciales cambios de posición.

En el supuesto de que cualquiera de estos bloques se sume a la propuesta gubernamental, el oficialismo contara con el respaldo necesario para aprobar el presupuesto. De lograr el visto bueno del FPV se contaría con 10 votos, y en caso de ser el del MPF se lograrían 9 votos, en ambos casos más de los 8 votos que demanda una votación por mayoría simple.

Intendentes "en llamas"

La propuesta presentada por el Ejecutivo provincial ante los legisladores para afectar un 10% de la distribución primaria de coparticipación a Salud y Seguridad, que producirá una disminución de los ingresos municipales, fue duramente cuestionada por los intendentes radicales de Ushuaia y Río Grande.

Federico Sciurano dijo sentirse profundamente defraudado por la gestión Ríos, a la que acusó de adoptar los mismos modos de hacer política que el kirchnerismo. En un cruce radial mantenido por FM del. Sur, le recriminó al ministro de Economía, Rubén Bahntje, "que nos hayamos enterado por trascendidos y que ni siquiera hayan tenido la hombría de dar la cara. Esto habla a las claras de las características humanas que tienen quienes están hoy en el Gobierno provincial", apuntó un visiblemente ofuscado intendente capitalino, que aseguró que esta reducción ocasionará problemas estructurales en las arcas municipales.

Por su parte, el riograndense Jorge Martín creyó ver en esta propuesta una clara maniobra política tendiente a perjudicar a los intendentes. "Como no les alcanza con haber reventado solos a la provincia, ahora quieren que revienten también los municipios, así estamos todo iguales", sostuvo, y dijo que con estos e apunta a que también los municipios deban limitarse a pagar salarios "como sucede en la Provincia". "Como no les alcanza con el endeudamiento logrado a través de los votos del ARI, totalmente entregados al kirchnerismo, ahora también quieren que los municipios vayan al fracaso total. Sacar esta cantidad de dinero a los municipios afecta el pago de sueldos y tendremos que remar para pagarle a todas las empresas", afirmó.

La postura de los intendentes se vio respaldada por la UCR fueguina, la que dio a conocer un documento en el calificó de "acto de vandalismo" y de "avasallamiento a las autonomías municipales" la pretendida reducción de fondos de coparticipación.

Tras calificar de improvisada e incapaz a la gestión Ríos, asevera que el radicalismo "no permitirá, ni avalará estas actitudes totalitarias y vacías de objetivos, que solo conducen a la marginalidad de los que menos tienen, en pos de mantener una estructura gigantesca que no cuenta con antecedentes en la corta historia de la provincia".

Comentá la nota