El 2009 fue el año del brote del "mal de la carne cruda"

Balance 2009. Salud de la Provincia registró menos casos, pero contagios poco frecuentes. Actualmente, hay dos niños internados por esta enfermedad en la ciudad de Córdoba.

Argentina, por ser un país ganadero, es la nación con más casos de síndrome urémico hemolítico (SUH), la afección renal que se transmite por la ingesta de alimentos contaminados. Pese a ocupar el primer puesto en el podio mundial, rara vez se registran brotes de esta severa enfermedad. En Córdoba, el balance anual podría resultar alentador ya que la cantidad de casos disminuyó. Sin embargo, si se repara en la forma de contagio, el resultado es menos alentador: en 2009 se registró el primer brote de SUH en más de 10 años de vigilancia.

"Este año registramos el primer brote en muchos años. Sucedió en setiembre en una guardería de la ciudad de Córdoba. En nuestra provincia nunca antes se dio un brote, aunque sí en otros lugares del mundo. Se da cuando circula un alimento contaminado del cual muchas personas comen", explicó Patricia Esquivel, responsable de la vigilancia de SUH en la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud la Provincia de Córdoba.

El balance anual de casos, al cual tuvo acceso Día a Día, reportó 40 contagios en lo que va de 2009. La cifra representa un descenso respecto del año anterior, cuando se registraron 59 casos y de 2007, cuando se notificaron 54.

Cabe destacar que los datos 2009 son al 17 de diciembre, por lo que es probable que se registren más infecciones. Durante el verano se reportan más enfermedades por múltiples factores: se rompe la cadena de frío y los niños asisten a natatorios que pueden estar contaminados con materia fecal.

En el campo, las vaquitas. Más de la mitad de los casos registrados en el año (22) se detectó en la capital provincial. "En la ciudad de Córdoba hay una mayor población y muchas quintas con canales de riego cercanas a aguas servidas", explicó Esquivel.

Sin embargo, también son comunes las infecciones en los departamentos sojeros por el consumo de alimentos derivados de la vaca.

El 95 por ciento de los afectados fueron niños de hasta cinco años. Este porcentaje encuentra correlato con los índices nacionales, ya que los chicos son más propensos al tener un sistema inmunológico menos desarrollado.

Poco usual. Los contagios registrados en una guardería de Córdoba elevaron el índice. Fue en setiembre de este año cuando en El Jardín de Carolina, de Parque Atlántica, dos niños se enfermaron de SUH. Uno de ellos falleció.

Por tratarse de un brote (varios casos vinculados entre sí en un espacio físico reducido), se tomaron muestras a los niños de la guardería. Siete de ellos eran portadores de la bacteria, según los análisis, pero no desarrollaron la enfermedad.

Para indagar cuál fue la fuente de contagio, se conformó un comité con personal del Ministerio de Salud provincial y de Calidad Alimentaria de la Municipalidad de Córdoba. Tras días de estudio, el ministerio no pudo establecer la causa de los contagios.

Actualmente, hay dos niños internados con SUH en Córdoba. Uno de ellos, de 6 años oriundo de barrio Mosconi, se encuentra en la terapia del Hospital Pediátrico.

Comentá la nota