En 2009 se alcanzó a vacunar a más de 3 mil fueguinos contra la fiebre amarilla

Autoridades del Programa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, informaron que durante el periodo enero a diciembre del 2009 recibieron la vacuna contra la fiebre amarilla 3069 personas, de las cuales 871 se aplicaron en el Hospital Río Grande y 2198 en el nosocomio capitalino. La responsable del Programa de Inmunizaciones en Río Grande, Ariana Benetucci, explicó que la vacunación "es una indicación para las personas que viajan a zonas de riesgo, como Misiones, Formosa, Chaco, Corrientes, Jujuy y Salta, además de zonas del interior de Brasil, Paraguay, Bolivia y Perú".
La profesional especificó que se trata de una "vacuna de virus atenuada, y está contraindicada a pacientes inmunocomprometidos y embarazadas, como también a menores de 6 meses", aunque aclaró que "una persona mayor de 60 años o entre 6 y 12 meses de vida puede recibirla con certificado médico".

Benetucci informó también que "la vacuna tiene una validez de diez años para sanidad de frontera, y el carnet puede ser exigido a las personas que viajan fuera del país con fecha actualizada".

En este sentido, la profesional afirmó que han recibido muchas consultas de "personas que habían recibido la vacuna el año pasado, donde en su carnet consta la validez por diez años", y en esos casos recomendó "evitar la inoculación de una dosis cercana a la otra, lo cual conlleva serios riesgos para la salud".

Por otro lado, la responsable del Programa de Inmunizaciones aseguró que "hemos gestionado ante la Nación la entrega de más dosis de vacunas para atender a la demanda, pero ocurre que se agotó el stock", pero garantizó que desde el Ministerio de Salud nacional "apenas reciban las dosis harán la correspondiente distribución a cada una de las provincias, teniendo en cuenta las zonas de riesgo del país".

Por otra parte, Benetucci señaló que "hay una forma comercial de adquirir la vacuna de laboratorio en farmacias", y agregó que la otra opción "es vacunarse durante el viaje en otras zonas del país, por ejemplo en la Dirección de Sanidad y Fronteras de Buenos Aires, sita en Av. Ingeniero Huergo al 600".

En otro orden, la profesional recordó que para el dengue no hay vacuna, "y el área de riesgo es más amplia que la correspondiente a la fiebre amarilla", por eso recomendó "tener "precaución con las picaduras de mosquitos, usar repelentes, no acumular agua en recipientes, y usar mosquiteros de noche".

Comentá la nota