El 2008 nos encontrará unidos... o amontonados

Pasaron los fervientes días de acusaciones cruzadas, negociaciones y lapiceras con trazo fino. Llegó la hora de mostrar la foto en la que los antes díscolos y ahora “unidos” referentes del peronismo platense convergieron para ir detrás de la candidatura del intendente Pablo Bruera para conducir el PJ.
Cuando el 30 de noviembre los afiliados al justicialismo lugareño vayan a las urnas para elegir al sucesor del aún hoy titular del PJ, el ex intendente Julio Alak, se encontrarán con una lista en la que conviven los más diversos sectores de un espacio político que, en La Plata, se aglutinó detrás de la figura de un candidato que llegó a la intendencia en nombre del vecinalismo –aunque coqueteando con los votos de la Coalición Cívica y los del kirchnerismo- y hoy tiene la oportunidad de reunir –aunque con una cuantiosa cuota de “poder prestado”- los dos máximos cargos políticos de la octava sección electoral.

Este miércoles, como corolario de un acuerdo partidario en el que nadie se quiso quedar afuera, finalmente se realizó la presentación oficial de la lista “17 de octubre” en el polideportivo de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Fue un acto en el que sobresalieron la presencia de figuras como el jefe de Gabinete y Gobierno de la Provincia Alberto Pérez, los ex legisladores Juan “Tiburón Blanco” Amondarain y Carlos “Pepitito Marrone” Cottini, los ediles Carlos Melzi –castagnetista devenido en aliado al bruerismo- ,el presidente del Concejo local, Javier Pacharotti, los ediles Cristian Vincent -quintanismo- y Susana Gordillo –ex alakismo, hoy bruerismo combativo-, los diputados bonaerenses Carlos “Loto” Quintana, Valeria Amendolara, Raúl Pérez y Alberto Delgado, y el senador provincial Guido Carlotto, entre otros dirigentes.

En el plano discursivo, la oratoria del jefe comunal local apuntó a reflotar los principios fundacionales del peronismo de cara a una eventual unidad para los comicios legislativos del 2009.

“Estamos frente a un hecho que hace muchos años que no veíamos, que es la posibilidad de mirarnos frente a frente entre todos los peronistas de la ciudad de La Plata y dejar viejos rencores, para encontrarnos con un abrazo fraternal que requiere la unidad peronista y garantizar la victoria del partido a nivel nacional, provincial y local”, afirmó Bruera.

En similar sintonía, el viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto, -quien compitiera en octubre pasado por la intendencia con su flamante socio estratégico-, remarcó que "un peronismo renovado y unido es fundamental en estos momentos difíciles que vive la Argentina".

"Somos la columna vertebral del gobierno nacional y popular que encarna la compañera Cristina Fernández de Kirchner. Sabemos que en el 2009 sectores de la oposición pondrán piedras en el camino, pero nuestra tarea es apuntalar al gobierno nacional y también al provincial y municipal”, fue otra de las frases que se escuchó como síntesis de una unidad partidaria cuya constitución se debió a la bajada de línea del poder K para no mostrar grandes fisuras en la capital provincial.

Desembarco confirmado

Tal como anticipara en exclusiva Agencia NOVA en este espacio la semana pasada, el próximo lunes se presentará en la capital bonaerense la Mesa Promotora de Francisco De Narváez, un espacio desde donde se buscará impulsar, por un lado y siempre dentro de un armado duhaldista, la posible candidatura del diputado nacional para las legislativas del año que viene, y por otro, la eventual constitución de un bloque político en el Concejo Deliberante local.

Tras las versiones dadas a conocer por este medio el último jueves, el concejal Gonzalo Atanasof, uno de los impulsores de este espacio político compuesto por peronistas disidentes, confirmó a los medios locales el armado que también estará compuesto por su compañero de bancada –el bloque Peronista Platense- Javier Scaramutti, el alakista Justo Aráuz y los ediles del Interbloque Frente Justicialista Fernanda Caffaro y Enrique Caparelli – el titular de ese espacio es Oscar Vaudagna, afuera de la movida-.

¿Quiebre de relaciones en la Coalición?

El resquebrajamiento interno que en el último tramo del año tuvo lugar en diferentes sectores del peronismo lugareño alcanzó también a la Coalición Cívica, el partido que en el ámbito del Concejo Deliberante es primera oposición con cuatro legisladores.

Las versiones que comenzaron a circular tras la sesión del Concejo del miércoles de la semana pasada y cobraron fuerza en los últimos días dan cuenta de marcadas diferencias de criterio que en torno a un tema de alcance nacional como la reestatización de las AFJP, mantienen los ediles Oscar Negrelli y Susana Sánchez, por un lado, y María Josefa Garófoli y Daniel Caferrra, por el otro.

Durante la mencionada sesión, las piqueteras kirchneristas aliadas al bruerismo, Silvana Soria y Lorena Riesgo presentaron un proyecto en forma de beneplácito por la decisión del gobierno de traspasar al sistema de reparto estatal la totalidad de los fondos de las jubilaciones, y las posturas sobre este tema dividieron las aguas en los referentes locales de Elisa Carrió.

Negrelli y Sánchez se negaron a aprobar el proyecto –tal la postura del partido a nivel nacional-, mientras que Garófoli y Caferra estaban más cerca del voto positivo a la polémica iniciativa impulsada por la gestión K.

Los trascendidos indican que los últimos podrían conformar un bloque político propio que acercaría posiciones con la disidente bancada del ARI, el partido Solidaridad e Igualdad (SI), cuyos principales referentes son Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi.

De concretarse esta especie, la bancada que encabeza Negrelli perdería solidez legislativa y de cara al electoral año 2009, repercutiría en forma directa en la balanza parlamentaria del deliberativo platense, que encuentra al bruerismo en pleno proceso de reacomodamiento a raíz de la posibilidad de que los bloques opositores –sobre todo el ya diezmado alakismo- continúen perdiendo concejales. (www.agencianova.com)

Comentá la nota