En 2008 aumentaron un 15 % los permisos de construcción

En 2008 aumentaron un 15 % los permisos de construcción
El año pasado se tramitaron 35 autorizaciones para edificios de más de 5 pisos, por un total de 868 departamentos y 532 cocheras nuevas. Además, se destacó que hay un mayor apego a las normas a la hora de encarar una construcción, ya que disminuyeron los registros de obra.
Durante el año 2008, el Gobierno de la ciudad, a través de la Dirección de Edificaciones Privadas, recibió un 15,24 % más de solicitudes de construcciones y ampliaciones que en 2007.

De acuerdo al registro que lleva la oficina, el año pasado ingresaron pedidos para la realización de 363 obras, mientras que el año anterior se habían solicitado 315 pedidos.

En ese sentido, se destacó que se tramitaron 35 permisos de obra para edificios de 5 pisos en adelante. Esas construcciones que se elevan en la ciudad tendrán un total de 868 departamentos y 532 cocheras nuevas, ocupando un total de 84.126,25 metros cuadrados.

Por otra parte, se informó que en 2008 se efectuaron 289 pedidos de regularizaciones de obras, lo que representa un 44 % del total de las construcciones que se tramitaron en el año, una cifra que en 2007 ascendía a 329 y que, en aquel caso, constituía un 51 % del total de tramitaciones de aquel año. El dato no es menor: estos indicadores ponen de manifiesto un mayor apego a las normas por parte de los contribuyentes y, al mismo tiempo, un mayor control por parte del Municipio en cuanto a las normas relacionadas con las edificaciones privadas.

Argumentos

La regularización o documentación de obra es una figura que está contemplada en el Reglamento de Edificaciones Privadas sólo como un mero registro de superficie; sin embargo en nuestra ciudad se instituyó por uso y costumbre a través de los años. Las innumerables moratorias que se sucedieron en el Municipio, dieron lugar a que se utilice esta figura precaria, que se esgrime cuando no se inicia el permiso de obra correspondiente. Así, se edifica de manera antirreglamentaria, sin la supervisión de un profesional, y después son presentados los planos. Ese accionar impide el control efectivo sobre las construcciones que se realizan en la ciudad y hace que se continúe enquistando una irregularidad administrativa de larga data.

En tanto, el hecho de que hayan aumentado los permisos de obra y se hayan reducido las documentaciones, implica que los controles realizados por el Gobierno de la ciudad sobre las obras irregulares generaron una mayor conciencia en los profesionales, como sí también en los contribuyentes.

En esa línea, desde Edificaciones Privadas indicaron que “estamos trabajando para que esta tendencia siga creciendo, ya que esta modificación en el comportamiento de lo vecinos es muy positiva”.

Permiso de obra

Toda obra de remodelación, ampliación, construcción o demolición necesita de un permiso de obra para ser iniciada, que se tramita en el primer piso del Palacio Municipal. Cabe aclarar, que el ingreso del legajo no autoriza la construcción: para ello se debe esperar el permiso que garantiza construir reglamentariamente. De esa manera se evitan multas a los propietarios y suspensiones a los profesionales.

El Gobierno de la ciudad de Santa Fe, a través de la Dirección de Edificaciones Privadas -dependiente de la Secretaría de Planeamiento-, ofreció algunos datos para tener en cuenta referidos a la reglamentación vigente para las obras en construcción.

Paralelamente, se insta a los vecinos a denunciar cualquier irregularidad llevada a cabo en las construcciones.

En tal sentido, se recordó que el Municipio cuenta con un servicio telefónico gratuito habilitado para presentar reclamos, hacer sugerencias o recibir información. El número de la Línea de Atención Ciudadana es el 0800-777-5000, y funciona de lunes a viernes en el horario de 8 a 18.

Para tener en cuenta

* Toda obra de remodelación, ampliación, construcción o demolición necesita el Permiso de Obra para ser iniciada. Este permiso se tramita ante la Dirección de Edificaciones Privadas de la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe. Contar con el Permiso de Obra evita multas al propietario. * Toda obra en construcción que por sus características pueda generar daños, peligro o incomodidades a los transeúntes, deberá colocar un cerco de obra al frente. Este cerco debe permitir siempre el paso del peatón, dejando una senda de por lo menos 80 cm contados hasta el cordón o hasta la línea de árboles que pudiera existir en la vereda.

* Cuando las características de una obra en construcción requieran la ocupación de toda la vereda con un cerco de obra, debe realizarse una plataforma en la calle de 90 cm de ancho, con baranda exterior de defensa pintada en rojo y blanco a franjas inclinadas y señal luminosa (baliza) en el ángulo que enfrenta al tránsito de vehículos.

* Está prohibida la ocupación de la vereda o calle, fuera del cerco de obra reglamentario, con materiales de construcción, maquinarias y/u otros elementos de obra. Sólo se permite ocupar transitoriamente la vía pública para la carga y descarga de estos materiales en días laborales y sólo durante las horas de luz. Bajo ningún concepto los materiales pueden permanecer en la vereda durante la noche.

* Está estrictamente prohibido elaborar, depositar o descargar mezclas húmedas en la vía pública. Estos trabajos deben realizarse exclusivamente dentro de la obra, es decir, pasando el cerco reglamentario.

* Todo andamio sobre la vía pública debe estar incluido dentro de los límites del cerco de obra.

* Si la producción de polvillo o escombros provenientes de una obra de demolición o excavación llegara a causar molestias, el responsable de los trabajos deberá proceder a la limpieza de la vía pública todas las veces que sea necesario.

Comentá la nota