En 2007, aplicaron la mitad del aumento

Dejaron en suspenso el 50% del revalúo para “amortiguar el impacto social” de la medida. No subirá el Impuesto Inmobiliario en 2009
El 14 de diciembre de 2007, el Boletín Oficial de la Provincia publicó el decreto 804, mediante el cual redujo en un 50% el incremento en las valuaciones fiscales de las propiedades urbanas. Esa norma explicaba que el Gobierno sólo estaba aplicando la mitad del revalúo inmobiliario del que estaba facultado por ley. Tomaron esa disposición “con el fin de amortiguar el impacto social que pudiera generar el revalúo masivo sobre el impuesto Inmobiliario de los padrones urbanos no baldíos”.

Desde principios de ese mes, LA GACETA venía publicando las quejas de los contribuyentes que habían recibido las boletas del Inmobiliario en sus domicilios, con incrementos que iban desde el 20% hasta el 150% en los montos anteriores al aumento.

Aunque el decreto 804 no especificó qué sucedería con el 50% que no se había aplicado, el Gobierno evaluó entonces aplicarlo a partir de 2009, como una manera de poner al día las valuaciones que, según se manifestaba oficialmente, estaban retrasadas en un 400%.

Ese mismo decreto, firmado por el ministro de Economía, Jorge Jiménez, determinó que el revalúo no se aplicaría para el caso de los inmuebles urbanos no baldíos, cuya valuación fiscal no supere la suma de $ 30.000. Según los cálculos del área económica, esa disposición beneficiaría a más de 50.000 contribuyentes, en su mayoría de escasos recursos.

Por efecto del revalúo, Rentas estimó que, durante este año, terminaría cobrando unos $ 152 millones a los más de 320.000 contribuyentes inscriptos en el impuesto Inmobiliario, lo que representaba casi $ 45 millones más que durante 2007.

Comentá la nota