"En 2003 compramos la lealtad de Ferrari"

Multimillonario, hombre fuerte de la Fórmula 1, a los 78 años Bernie Ecclestone parece estar más allá de todo. Por eso puede declarar sin ruborizarse, como lo hizo al diario británico The Times, que "en el 2003 compramos la lealtad de Ferrari para que no se fuera con otros equipos y armara otra Fórmula 1..."
Tan reveladora como dura, esta declaración de Ecclestone fue la respuesta a recientes opiniones de Luca Di Montezemolo, presidente de Ferrari, quien lo tildó de "dictador" y le reclamó una mejor distribución de los ingresos que reciben los equipos y mayor transparencia sobre sus ganancias.

"Lo único que Di Montezemolo, se calló fue todo ese dinero extra que Ferrari consiguió con respecto a otros equipos y las cosas extras que obtuvo durante años. Ellos lo saben perfectamente, no son tan estúpidos aunque tampoco tan inteligentes", disparó Ecclestone antes de entrar en el punto más crítico de su acusación.

"En el 2003, Ferrari fue el único equipo que rompió la unidad con las otras fábricas que pretendían crear otra Fórmula 1. ¿Por qué lo hizo? Ahí es donde entran en juego los 80 millones de dólares. Nosotros compramos la lealtad de Ferrari. Nuestro trato era que los compraríamos para que no se fuese con los otros", reconoció Ecclestone, quien señaló que por ese arreglo Ferrari recibe cada vez que gana la Copa de Constructores 80 millones de dólares más de lo que reciben otros equipos por esa misma conquista. Desde aquel acuerdo Ferrari logró la Copa en el 2003, 2004, 2007 y 2008.

Ecclestone también respondió a Di Montezemolo por sus dudas sobre la claridad de los contratos. "Ferrari tiene derecho a examinar nuestras finanzas, pero no lo hizo", dijo y amenazó con acciones legales "a quien diga que cometimos irregularidades". Finalmente le aconsejó a Di Montezemolo que "en vez de reclamar más dinero, reparta entre los otros equipos el dinero extra que reciben".

Comentá la nota