Más de 150.000 familias reciben ayuda alimentaria del Ministerio de Desarrollo Social

"La mejor política social es la que surge del empleo decente, la inclusión educativa y la salud garantizada", afirmó Beatriz Bogado respecto de la tarea que está realizando pero en camino a alcanzar esos objetivos dijo hay una asistencia efectiva a más de 150.000 chaqueños que reciben ayuda alimentaria a través del Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos.
Por medio del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria se llega a 115.000 familias, cuyos titulares, hombres o mujeres que residen en los 68 municipios. De esos 115.000 son 80.000 los que tienen tarjetas alimentarias y otros 35.000 reciben módulos alimentarios porque la mayoría reside en zonas rurales.

Asistencia a municipios

El Poder Ejecutivo provincial suscribió convenios con 59 de los 68 municipios para la puesta en funcionamiento de comedores comunitarios. Para ello, a través del programa PRONU se entrega 35.000 raciones de comida y 4.550 raciones de refrigerio.

En Desarrollo Social se afirma que la coexistencia de módulos y tarjetas en una misma localidad está sujeta a atender las necesidades de la población rural a pedido de cada intendencia para evitar el traslado a los centros urbanos más cercanos de aquellas familias, lo que implicaría un costo adicional para el titular.

A su vez o con la organización Cáritas de la Iglesia Católica, se asiste a 36 comedores que son administrados por 6 parroquias de toda la provincia. Estas instituciones que asisten a 4.500 niños reciben un aporte de 115.000 pesos por parte del gobierno provincial.

El Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos confirmó la asistencia alimentaria a 11.300 chicos que asisten a copeos y merenderos distribuidos en toda el área metropolitana. La atención se concentra en los barrios y asentamientos más carecientes de las localidades de Resistencia, Barranqueras, Fontana y Vilelas.

Los 109 copeos son coordinados por diferentes organizaciones sociales, quienes reciben en forma quincenal los alimentos que los niños necesitan para un desayuno o merienda adecuada para garantizar la nutrición de los niños.

Cabe acotar que el módulo alimentario tiene un valor de 60 pesos y debe incluir un mínimo de 12 productos los que deben reunir una mínimo 38 kilos calorías. En el caso de ser necesario se podrá sustituir de manera excepcional algunos de los productos por otros del mismo valor calórico y nutricional. En el caso de haber reunido los 12 productos y no llegar al monto de 60 pesos, el excedente debe ser utilizado para la compra de más cantidad de los productos y/o equivalentes en valor nutricional.

Ayuda social

A esto se le suma la asistencia que diariamente brinda el programa Chaco Sí, que depende de la Subsecretaría de Desarrollo Social que en el mes de agosto entregó 15 mil módulos alimentarios a discapacitados de toda la provincia y 10 mil módulos a personas en situación de vulnerabilidad nutricional.

En esta línea, el Chaco Sí invierte en promedio diez mil pesos por mes en chapas de cartón para atender urgencias por inclemencias del tiempo, 8 mil pesos en plásticos, 50 mil pesos en zapatillas y 200 mil pesos en colchones.

El Chaco Sí cuenta además con un área de Emergencia Social que tiene la misión de asistir en forma directa e integral, individual o conjunta a personas o grupos en emergencia social o en circunstancias de carencia extrema derivada de situaciones imprevistas y demandas espontáneas.

En el Área de Emergencia Social, durante el periodo de noviembre del 2008 y agosto del 2009 se asistieron, en forma inmediata, a las personas de bajos recursos de toda la provincia, en mayor numero a los domiciliados en la capital provincial, que de alguna u otra forma sufrieron catástrofes imprevistas por la naturaleza como ser tormentas, lluvias, inundaciones, incendios, entre otras.

A través de la distribución de bienes e insumos básicos para la subsistencia humana (alimentos, ropas, calzados, frazadas, colchones, ataúdes, etc.) en función de estudios y relevamientos previos; así como también se entregó insumos (chapas de cartón, cobertores plásticos, cortes de rancho) para el mejoramiento de viviendas precarias.

En concepto de emergencias social se resolvieron desde el 28 de Julio de 2009, fecha en que asumieron las nuevas autoridades en Desarrollo Social, hasta el día de la fecha; 266 casos de los cuales 240 corresponden a demanda espontánea tomados en el área, y 26 casos derivados por circunstancias especiales (incendios, personas con discapacidad).

A su vez el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos cuenta además con un área que atiende la demanda de las organizaciones no gubernamentales y distintas demandas sociales. Esta área entregó en lo que va del año, 860 anteojos sociales, 110 ataúdes y asiste cada quince días a 28 copeos y merenderos distribuidos en toda la provincia. Además desde la Subsecretaría de Gestión y Articulación Interinstitucional durante el 2009 se llevan gestionadas 72 sillas de ruedas estándar y 37 especiales, 100 nebulizadores y 50 pares de muletas metálicas.

Comentá la nota