Hay más de 1.500 motos para ser retiradas en Inspección General a raíz de los secuestros.

El Municipio continúa desarrollando los operativos de control con el fin de mejorar el tránsito en las calles de Pergamino. Durante el fin de semana se concretaron tareas en la zona céntrica. Desde la dependencia local se recordó el objetivo del trabajo de los agentes comunales y se solicitó colaboración por parte de la comunidad.

La Municipalidad de Pergamino, a través de la Dirección de Inspección General y Tránsito continúa desarrollando los operativos de control en distintos sectores de la ciudad en el marco de las planificaciones establecidas por esta área.

Al respecto Daniel Godachevich manifestó ayer que “como se hace habitualmente llevamos a cabo tareas vinculadas a mejorar el tránsito de vehículos y durante el fin de semana intensificamos las mismas en la zona céntrica”, destacó el funcionario local. Asimismo agregó que “sucede que todos los días nos encontramos con algo distinto y en la tarde del domingo estuvimos más de una hora para poder retirar una motocicleta que no tenía la documentación necesaria para circular”, destacó Godachevich y reclamó que “además tuvimos discutir con los vecinos que estaban a favor de la contravención que cometió el conductor del rodado”.

Habituales problemas

A su vez el titular de Inspección General expresó que “sabemos que estamos trabajando para la minoría de la gente porque todos los que no quieren vivir dentro de una sociedad organizada son los que producen este tipo de problemas; hay agresiones a nuestros agentes y también a los efectivos policiales que deben soportar insultos de todo tipo ante la mirada de la gente que, en ciertos casos, apoyan al infractor que acaba de transgredir una normativa”, señaló Godachevich. “Como siempre, los ciudadanos que no respetan nada se ponen del lado de los que infringen la ley y resulta problemático trabajar de esta forma”, dijo el responsable de la dependencia con oficinas en avenida Colón y Mitre.

Sobre el episodio acaecido el domingo, el funcionario municipal señaló que “tuvimos un inconveniente con una persona y debimos realizar sumarios en Fiscalía; asimismo se iniciaron acciones legales contra el infractor que había sido detenido durante el control que se estaba llevando a cabo. Pero lo más importante es que debemos tratar de cambiar entre todos y buscar la posibilidad de que esto no ocurra más; esperemos que la Policía actúe con más rigidez, método que se va a tomar durante estos días”.

Resultados

En cuanto a los resultados arrojados durante los operativos hechos en el fin de semana, Inspección General informó que se secuestraron 23 motos y 18 autos por falta de documentación. Godachevich destacó que “esto nos demuestra que no sólo las motos son el problema en la sociedad, hay automóviles con escapes deficientes que también fueron remitidos a nuestro predio y otros rodados tuvieron que ser llevados por falencias en los documentos obligatorios para circular. Y con esto quiero dejar en claro que no sólo las motocicletas están ocasionando problemas en el tránsito sino que es general”.

“Los inspectores exigieron la documentación de los vehículos la cual es, para los autos, tarjeta verde (o azul), licencia de conductor, última patente paga, constancia de seguro y Verificación Técnica Vehicular; en tanto, para las motos el registro para conducir, chapa patente, tarjeta verde y uso de casco”, agregó Daniel Godachevich.

Motos secuestradas

Con respecto a las motos secuestradas en el predio municipal, el funcionario remarcó que “tenemos más de 1.500 motos que están en los depósitos y no pueden ser retiradas por varios problemas que están relacionados con la documentación; hay rodados en muy buenas condiciones y otros que no pero, en general, este tipo de vehículos llegan a través de los secuestros que se hacen en la vía pública”, remarcó Godachevich. “Recientemente terminamos un nuevo espacio para dejar estas motos pero el depósito se completó; hay unidades que se encuentran desde hace más de 2 años y por tal motivo se observan los lugares repletos, en muchos casos no sabemos dónde colocar las motos que vienen de los últimos controles porque no queremos dañarlas, los dueños muchas veces hacen un esfuerzo muy grande para tenerlas y a raíz de la falta de papeles quedan acá”, explicó el funcionario al Diario después de la conferencia que se hizo en la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Pergamino.

Alcoholemia

Asimismo se destacó la “utilización del alcoholímetro y, en este sentido, hay que informarle a la población que los resultados son positivos ya que muchas personas fueron demoradas durante los últimos controles por cuestiones que están relacionadas con los valores permitidos para circular. Los vecinos tienen que saber que las verificaciones en las calles continuarán porque en los registros del automotor aumentó la inscripción de motos y por eso mantendremos las tareas”, manifestaron en la Municipalidad”, señaló Godachevich. “Trabajamos de la forma en que se venían realizando los controles de alcoholemia con el equipo nuestro; oportunamente se anunció que habíamos logrado bajar notoriamente la cantidad de conductores con altos valores de alcohol en sangre gracias a los operativos realizados, pero en varios controles los índices fueron elevados razón por la cual se intensificará la tarea nuevamente.  Analizamos ampliar las zonas teniendo en cuenta que, durante las madrugadas de los domingos, hubo elevados casos en aquellos lugares de mayor concurrencia de público, como son las cercanías de los boliches”, remarcó el titular de Inspección General.  

Las tareas

“Desde nuestra Dirección planificamos y ejecutamos los operativos de control de alcoholemia con el objetivo de prevenir accidentes de tránsito y promover la solidaridad y el respeto a las normas”, señaló el titular del área, Daniel Godachevich. “Quien conduce los vehículos particulares sabe perfectamente que, con más de 0.5 g/l de alcohol en sangre, no puede manejar y sucede algo similar con las personas que manejan remises o colectivos, en este caso no pueden estar al volante con más de 0 g/l porque, en ambas situaciones, son considerados como conductores riesgosos que atentan contra el derecho de todos a circular de manera libre y segura”, destacaron desde el Municipio.

“El alcohol es una sustancia inhibitoria que altera la percepción visual, el tiempo de reacción y la coordinación motriz. En muchos casos de incidentes de tránsito, son partícipes conductores con más alcohol en sangre que el permitido para manejar”, reconoció el funcionario local.

Lo que se busca

Los objetivos específicos de los controles de alcoholemia y otras sustancias tóxicas son “medir nivel de concentración de alcohol en sangre y detectar alteraciones en la conducta por ingesta de sustancias tóxicas; además se busca generar conciencia en los ciudadanos acerca de los riesgos de conducir bajo los efectos de sustancias que alteran el comportamiento, disminuyendo la capacidad de conducción de manera idónea”, subrayó el responsable de Inspección General.

Advertencias

“Todos sabemos que nuestra tarea genera inconvenientes”, manifestó Godachevich y añadió que “cuando se remueve un auto o se hace una contravención el automovilista no se cree culpable, pero aunque tenemos una parte grande de la población que cumple perfectamente con las normas vigentes, hay infractores compulsivos y sobre ellos tenemos que actuar. Mensualmente se suman los controles sobre los automovilistas que no respetan los semáforos y no daremos un paso al costado en ninguna de las acciones que implementamos porque hacemos las cosas con conciencia”, remarcó el director de Inspección General.

Comentá la nota