Más de 1.300 usuarios de colectivos utilizan tarjetas magnéticas

Tanto desde Taikre como desde el Municipio destacaron que se trata de una "mejora sustancial" del servicio. Además, confirmaron que desde el lunes la Línea C ingresará a los asentamientos de la Margen Sur.
RÍO GRANDE.- Más de 1.300 usuarios del servicio de transporte público de pasajeros de colectivos de Río Grande ya optaron por el sistema de tarjetas magnéticas para abonar el pasaje, anunció Andrés Poyo, apoderado de Taikre, prestataria del servicio público de transporte.

En tanto, el director de Inspección General de la Municiapalidad, Jaime Alderete, consideró que el sistema contribuye a una mejora sustancial del servicio y además coadyuva a la seguridad en diversos sentidos. Además, confirmó que a partir del lunes la Línea C de colectivos llegará a los asentamientos de la Margen Sur.

Poyo explicó que como todo proceso de cambio, "tiene sus vaivenes y sus tiempos de adaptación, pero lo importante es que se están cubriendo las expectativas que nosotros teníamos", ponderó.

Asimismo, sostuvo que "originalmente, entendíamos necesaria la aplicación de este sistema para agilizar la tarea del chofer por un lado, para modernizar la empresa y para dotar al servicio público de transporte de colectivos de una empresa moderna y eficiente, y a tono con el desarrollo tecnológico".

Agregó que este adelanto tecnológico no solo se refiere a la implementación del sistema de tarjetas magnéticas, sino también al sistema de seguimiento satelital GPS con que cuenta cada unidad de Taikre, "lo que cual nos permite tener certeza con apoyo científico de cual es el recorrido que han realizad, los tiempos que han tomado en hacerlo y esto también puede llegar a servir en caso de planteos de que no se cumple con el servicio, con esto tenemos la prueba inequívoca de que el servicio se ha prestado de tal modo, ya que queda plasmado".

Asimismo, el apoderado de Taikre confirmó que "se han colocado más de 1.300 tarjetas, lo cual nos pone en un muy buen número si calculamos que es el 10% de la cantidad potencial de la gente que utiliza el servicio público de este transporte".

El directivo de la empresa aseveró que se espera que este guarismo "vaya creciendo a medida que los usuarios conozcan bien las prestaciones que tiene el sistema y los beneficios generales que tanto para ellos como para la empresa y para los choferes puede brindar este servicio". Finalmente, apuntó que "como todo período de transición, lleva su tiempo acomodarse y en este caso en los primeros tiempos hemos tenido complicaciones técnicas, pero las hemos ido resolviendo adecuadamente y en consecuencia estamos muy conformes".

Por su parte, el delegado gremial y referente de la UTA en la provincia, Juan Cuenca, también ponderó el servicio porque es un alivio para los trabajadores del volante: "Nosotros celebramos esta modalidad, porque todo lo que sea mejorar el servicio, implica también mejorar el trabajo del chofer arriba de la unidad. Por eso apoyamos este sistema".

También destacó que los choferes de Taikre "son profesionales de mucha experiencia, algunos con más de veinte años conduciendo colectivos en Río Grande, y en mi caso 15 años si bien ocupo un cargo gremial ahora reconocemos que han mejorado muchísimo las condiciones laborales de nuestros compañeros, ya que las anteriores concesionarias del servicio lo prestaban en condiciones muy precarias".

"Esto no quita que siempre hay cosas por mejorar y en ese camino estamos trabajando con la empresa y con el Municipio también", remarcó.

A su turno, Alderete evaluó que "la aplicación de la tarjeta magnética es una medida que el Municipio tomó con muy buen agrado, ya que es un sistema tecnológico que va a contribuir a mejorar el servicio porque reemplaza el dinero físico por el dinero electrónico y evita que haya faltantes de monedas en el circulante de la ciudad". Y enfatizó que esta prestación "se traduce en la mejora del servicio y a la seguridad en muchos sentidos, principalmente porque el chofer queda más dedicado a conducir la unidad y también para desalentar el intento de robo".

Las tarjetas se pueden adquirir en la terminal ubicada en avenida Belgrano casi Mackinlay, sobre la vereda del hospital.

Colectivos para los asentamientos

Por otra parte, Alderete confirmó que a partir del lunes 29 a partir de las 7 comenzará a prestar servicios en los asentamientos de la Margen Sur la Línea C de colectivos. "De acuerdo a las gestiones que hizo el municipio con la empresa, derivado de la solicitud de los vecinos de los asentamientos, la Línea C de colectivos, a partir del día del lunes comenzará a ingresar a los asentamientos, por el camino que circunvala el predio de La Oveja Negra, tanto de ida como y vuelta", detalló Alderete, y recalcó que "este servicio se prestará desde la 7 hasta las 18".

Poyo recordó en tanto que hace unos meses, al igual que los vecinos, le habían planteado esta posibilidad al Municipio, el cual "aceptó de buen grado".

Consideró al respecto que "el crecimiento demográfico y urbano de Río Grande demanda que haya una adaptación del servicio de transporte en función de las necesidades de los vecinos".

Peo también mencionó que "hay una cuestión de sentido común: nosotros también atendemos al sector más vulnerable de la ciudad y ese sector social no puede quedar al desamparo, máxime que de por sí ya tiene una calidad de vida bastante precaria".

Por ello planteó que "era justo que nosotros acudiésemos a hacer un recorrido para cubrir parte de los asentamientos de la zona sur, hecho similar a lo que hicimos con Chacra XIII, que tiene una cantidad de habitantes que en teoría no justificarían -si lo vemos fríamente- la presencia de colectivos porque es antieconómico. Pero nosotros somos una empresa que estamos prestando un servicio público".

Finalmente, Poyo manifestó que "de este modo estos dos sectores, tanto la Margen Sur como Chacra XIII, estarán cubiertos al margen de que si es rentable o no, porque es un acuerdo al que hemos arribado con el Municipio".

Comentá la nota