Ya son 12.000 hectáreas quemadas en el noroeste de Santa Cruz .

Pese al trabajo de los bomberos, Brigadistas del CAP y de la Gendarmería sigue el incendio forestal.
El fuego afecta a la zona del Paso Internacional “Ingeniero Pallavicini - Puerto Ibáñez”, así que las autoridades tomaron la decisión de cerrarlo preventivamente, por destrucción parcial del puente de madera y hierro sobre el Arroyo “Feo” a 7 kilómetros por el sector chileno de la Ruta Internacional 65, no permitiendo paso de vehículos. El paso será rehabilitado una vez reparado por autoridad chilena.

El incendio sobre el territorio argentino se encuentra fraccionado en dos focos uno sobre la falda del Cerro Cabeza Blanca allí el fuego se encuentra sin control avanzando con dirección norte, de 2 kilómetros de frente por 3 kilómetros de largo. El otro está en cercanías del Casco de la Estancia “La Victoria”, allí es atacado por unas 45 personas entre brigadistas y bomberos y actualmente está dividido en varios focos pequeños.

Por otra parte, en el sector ya quemado los brigadistas observaron chimeneas que les indicaban probabilidades de reavivamientos por cuestiones climáticas. Es que el fuego que se desplazaba por la falda del cerro Cabeza Blanca, cambió de dirección por el viento y se dirigía hacia el Este rumbo al Casco de la Estancia “El Extraviado” con un frente de tres kilómetros.

En ese lugar el personal de lucha contra incendios, realizó trabajos de corta-fuego sobre la Ruta Provincial 72 con el fin de contener y extinguir el fuego a la altura de esa Estancia y la Chacra “Diez Hermanos”. Para ello utilizaron máquinas pesadas como motoniveladoras, retroexcavadoras con las que ensancharon las rutas pero los resultados fueron negativos porque el fuego superó el sector de trabajo y se dirigía al norte por la ladera del cerro “Teta” con un frente de 4 kilómetros aproximadamente. El resto del foco se desplazaba con lentitud por la vegetación y la rotación hacia sectores quemados.

ARRIBA MÁS PERSONAL

Hasta el lugar del siniestro arribaron autoridades y personal de trabajo, tales como el Coordinador de Zona Norte de Defensa Civil Angel Bezunartea, el Coordinador Defensa Civil de Pico Truncado, ocho integrantes de Defensa Civil de Pico Truncado, cuatro integrantes de la Brigada Forestal de Gobernador Gregores con equipamiento, nueve efectivos policiales hicieron el relevo de sus compañeros que estaban en el lugar del siniestro. Además se presentó en el lugar el intendente Guillermo Bilardo quien analizó la situación en situ de la magnitud del incendio.

Cabe destacar que las personas que estaban trabajando en la zona junto con los que se sumaron el lunes en la tarde se constituyó un equipo de unas 50 personas entre brigadistas, bomberos y personal civil.

El Jefe comunal de Perito Moreno determinó la necesidad de contar con maquinarias topadoras y camiones tanque de agua, a fin de abrir amplios caminos que obren como cortafuegos para extinguir el avance del fuego. Dichas máquinas y vehículos fueron solicitados a través del Coordinador de Zona Norte de Defensa Civil.

Desde la República de Chile arribaron al Paso Internacional "Ingeniero Palavicini-Puerto Ibáñez" las siguientes autoridades: Alcalde de Puerto Ibáñez (Ch) Emilio Alcon Escobar, Jefe Tenencia Carabineros de Chile de Puerto Ibáñez, Teniente Gonzalo De La Costa Lara, personal de la Corporación Nacional Forestal "Conaf" (Ch) Hugo Pineda y Armando Gómez.

Estas autoridades ofrecieron colaboración para sofocar el fuego una vez que finalicen los trabajos en el territorio chileno, cuya extinción estiman lograr en tres días más.

CAMBIÓ EL VIENTO

En horas de la madrugada de ayer los focos ígneos que habían sido atacados en el casco de la estancia "El Extraviado” y chacra “10 Hermanos" comenzaron a propagarse hacia zonas no afectadas inicialmente, por el cambio de dirección del viento. Las autoridades habían contabilizado unos 12 focos pequeños ubicados entre el faldeo del Cerro Cabeza Blanca y el casco de la estancia "El Extraviado". Además pudieron observar un foco muy grande, ascendiendo por los cañadones del Cerro Cabeza Blanca, a 900 metros de altura aproximadamente.

En el lugar los vientos eran moderados del sector noroeste y rotaban al suroeste, además la vegetación de más de 1, 5 metros de duraznillos y molles impedía que los cortafuegos cumplieran con su función; así que el fuego cruzaba las rutas y cortadas de acceso a ciertos sectores del área afectada. Hasta el cierre de la presente edición las autoridades habían contabilizado una superficie afectada cercana a las 12.000 hectáreas.

Comentá la nota