04/12/2008 Fue aprobada por la Cámara de Diputados Ya hay Ley de Tránsito Provincial

En medio de un fuerte debate por modificaciones de último momento, la cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de adhesión a la ley nacional de tránsito, por la cual la Provincia quedará habilitada para controlar infracciones con el uso de radares fotográficos, crear una Escuela de Conductores Profesionales, establecer un registro único de infractores, un carnet de conductor por puntos y, finalmente, la creación de juzgados de tránsito...
La norma, en la práctica de un nuevo código de tránsito para la Provincia, busca ser el primer paso de un reordenamiento integral del tránsito, y a la vez salva el bache legal creado por la falta de ratificación legislativa del decreto N° 40, que firmó, en enero de 2007 Felipe Solá y por el cual se estableció la emergencia vial en la rutas y caminos bonaerense. Fue una norma dictada al calor de una seguidilla de accidentes, pero cuyas disposiciones nunca se aplicaron.

Ahora comienza a transitarse ese camino, no sin discusión: la norma aprobada tuvo media sanción en Senadores el año pasado. Luego pasó a diputados, donde fue debatido durante seis meses en la comisión de Transporte. Cuando todo parecía indicar que ese era el proyecto que iba a votarse, el oficia- lismo introdujo otro despacho, con un nuevo articulado, que fue el que finalmente se aprobó, con el apoyo del FPV-PJ, Unión Celeste y Blanco, PRO y Concertación, y la oposición de la Coalición Cívica y la UCR.

El titular de la comisión de Transporte, Carlos Nivio, consideró la movida oficialis- ta como "una falta de respeto del oficialismo al trabajo de senadores y diputados en comisiones, que integran también diputados del FPV". Le contestó el diputado Marcelo Feliú, del FPV: "votamos así porque el proyecto de comisiones establecía toda la regulación desde cero, punto por punto. Con el nuevo articulado, cuestiones como los límites de velocidad, el nivel permitido de alcohol en sangre quedan directamente reguladas por la nueva ley nacional de tránsito".

Nuevas Disposiciones

Lo concreto es que la ley habilita a la provincia a instalar los 180 radares que planea, colocar a partir del 1ºde enero, una vez que esta norma quede aprobada reglamentada y luego de que Nación homologue los equipos para asegurar que no podrán ser adulterados. Indica también que esos aparatos no podrán ser operados por empresas privadas. La intención es que los datos aportados por los radares sirvan como prueba suficiente para labrar infracciones, lo que también deberá detallarse en la reglamentación.

También crea la Justicia Administrativa de Infracciones de Tránsito, con juzgados especializados integrados por jueces administrativos nombrados por la Jefatura de Gabinete, que dispondrá cuantos serán y dónde funcionarán. Al mismo tiempo, habilita la creación de un registro único de infractores en toda la provincia, para evitar que un infractor que comente la falta fuera de la jurisdicción donde está inscripto su vehículo pueda eludir el castigo. E indica que tractores, acoplados y carretones también deberán tener VTV.

Por otra parte, la norma deja abierta la posibilidad de implementar el carnet de conducir por puntos, y establece la creación de una Escuela Pública para conductores profesionales (obligatoria para conducir ómnibus o camiones), al tiempo que permite que se creen instituciones privadas de este tipo.

El proyecto, que seguramente recibirá la sanción definitiva del senado sin modificaciones en los próximos días, deja un plazo de 180 para legislar en materias de tránsito específicas de la provincia: por caso, la idea de instalar limitadores de velocidad en todos los camiones (hoy sólo lo usan los que transportan combustible), algo que desde el oficialismo aseguran que se terminará por implementar. (DIB)

Comentá la nota